Saltear al contenido principal

Estados Unidos exigirá a solicitantes de visas de inmigrante tener un seguro médico

La Casa Blanca anunció que a partir del 3 de noviembre de 2019, los solicitantes de Visas de Inmigrante (Residencias permanentes o Green Cards) a través de proceso consular tendrán que demostrar que tendrán un seguro de salud vigente al entrar a los Estados Unidos; que estarán cubiertos por un seguro médico a los 30 días de haber entrado al país; o que tienen recursos financieros suficientes para cubrir sus gastos médicos ante cualquier eventualidad.

Esta nueva regulación entrará en vigencia el 3 de Noviembre del 2019, y sólo afectará a los extranjeros que solicitan el estatus de residente permanente legal en una oficina consular del Departamento de Estado, y no a las personas que se encuentran en Estados Unidos y piden la green card a través del ajuste de estatus. Tampoco afecta a los que ya son residentes permanentes legales, ni a los solicitantes de asilo, refugiados ni menores de edad, ni a los solicitantes de visas de turista u otras visas de no inmigrante.

En este comunicado, el Presidente Trump afirmó que «los hospitales y otros proveedores a menudo administran atención a los no asegurados sin ninguna esperanza de recibir un reembolso de ellos. Los costos asociados con esta atención se transfieren al pueblo estadounidense en forma de impuestos más altos, primas más altas y tarifas más altas por servicios médicos.» También aseguró que «en particular, los datos muestran que los inmigrantes legales tienen una probabilidad tres veces mayor que los ciudadanos de los Estados Unidos de carecer de seguro médico. Los inmigrantes que ingresan a este país no deberían ensuciar más nuestro sistema de salud y, posteriormente, los contribuyentes estadounidenses, con mayores costos.»

Puede leer el comunicado oficial aquí.

Volver arriba