Saltear al contenido principal

Visa de inversionista: Todo lo que necesita saber

  • Blog

Hay dos tipos de visa de inversionista: la visa de inmigrante EB-5 y la visa de no-inmigrante E-2.

Cada año se otorgan en promedio unas 140,000 visas de inmigrantes basadas en el empleo, entre ellas la visa de inversionista (visa EB-5), según las estadísticas de la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado de los EE.UU. (Travel.State.Gov)

La visa de inversionista se otorga en marco del Programa de Inmigrantes Inversionistas, también conocido como “EB-5”, en vigencia desde el año 1990. Es evidente que el propósito del programa es favorecer la economía norteamericana gracias a la inversión de capital y creación de puestos de trabajo por parte de inversionistas extranjeros.

¡Es un trámite arduo, pero para ello estamos nosotros!

Los requisitos mínimos de inversión se ajustaron en noviembre del año 2019 a 1.8 millones de dólares o 900 mil dólares dependiendo de cómo y dónde se haga la inversión. Si la inversión se hace en un área de empleo designadas (Targeted Employment Area o TEA) o en alguno de los centros regionales de inversion s designados por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), vigentes (a la fecha de edición de este post) hasta junio del 2021 la inversión debe ser de un mínimo de 900 mil dolares. De lo contrario, la inversión debe ser de 1.8 millones de dólares o más.  

Veamos más detalles sobre la Visa de Inversionista (EB-5) ¡Todo lo que deberías saber! 

Lectura recomendada: USCIS publica reformas al programa de Visas EB-5.

Visa de Inversionista EB-5 ¿Quiénes califican?

De acuerdo con la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado cualquier ciudadano extranjero que haya hecho una petición después del 21 de noviembre de 2019 podrá calificar para una visa de inversionista EB-5 si cuenta con un “capital calificado” mínimo de:

  1. US$ 1,800,000 en cualquier región de los Estados Unidos (antes de noviembre del 2019 el capital mínimo era 1 millón).
  2. US$ 900,000 para áreas de empleo designadas (TEA) o centros regionales de inversiones inmigrantes (antes sólo US$ 500,000).

Según USCIS, se entiende por capital calificado al efectivo, maquinaria y equipos, inventarios o propiedad tangible, equivalentes de efectivo y deuda garantizada con activos del inmigrante inversor, siempre que sea el responsable principal y personal en la nueva empresa sobre la cual se sustenta la solicitud. 

El solicitante de la visa EB-5 no podrá endeudarse, ni usar los activos sujetos a valoración para la solicitud de préstamos o fondos de capital.

Además la inversión calificada, llámese firma comercial de un solo propietario, partnership, compañía o corporación, deberá crear por lo menos 10 fuentes de empleo directo de tiempo completo para ciudadanos norteamericanos, residentes permanentes o cualquier otro inmigrante autorizado que no sea el inversionista su cónyuge o dependientes. 

Si la inversión se realiza dentro de los “centros regionales designados” los empleos indirectos creados como resultado de la nueva empresa también cuentan.

Las áreas de empleo designadas corresponden a áreas rurales o áreas con alto índice de desempleo (igual o superior al 150% de la media nacional de desempleo), para mayor información al respecto puedes consultar el Manual de Políticas de USCIS (vol. 6 parte G – información en inglés).

¿Cómo solicitar la visa de inversionista EB-5?

Se trata de un proceso que exige acompañamiento legal, así lo estipula el Centro Nacional de Visas (NVC) en cuyo formularios a efectos del trámite solicita la elección y datos de un agente o abogado de inmigración calificado.

Primer paso: la petición y los soportes

El primer paso para la solicitud de la visa de inversionista es llenar y consignar el formulario de petición I-526 ante la oficina del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS).

Evidentemente deben anexarse pruebas de la inversión, soportes de la situación financiera, origen legítimo de los fondos y un plan de inversión a través del cual se demuestre que se generarán por lo menos 10 empleos.

Una vez presentada la forma I-526 y sus soportes el USCIS dará respuesta de la aceptación o rechazo en un período de 6 meses.

Ahora bien, la fecha de solicitud se convierte en una “fecha de prioridad” y las peticiones se procesan en orden cronológico, hasta que se alcanza un umbral o tope de solicitudes anual. Por lo tanto, dependiendo del número de peticiones, podría haber un período de espera de varios años.

Segundo paso: el trámite ante el NVC

Si el Servicio de Inmigración aprueba la petición, ésta es remitida al Centro Nacional de Visas (NVC, por sus siglas en inglés) y se le asigna un número de expediente.

Dependiendo de la fecha de prioridad y calificación la Oficina de Visas solicitará la consignación del formulario DS-261 (Choice of Address and Agent) y con el debido acompañamiento legal, el NVC dará las instrucciones para la presentación de documentos necesarios y el pago de tarifas correspondientes.

¿Hay alguna otra visa de inversionista además de la EB-5?

Si eres nacional de un país con convenio comercial con los Estados Unidos (por ejemplo, Argentina, España, Chile, México, Italia) puedes solicitar una visa E-2 (visa de inversionista por tratado comercial)

A diferencia de la visa de inversionista EB-5, la visa E-2 es de clasificación de “no inmigrante”, por lo tanto, debe ser renovada cada periódicamente y no da derecho a la tarjeta de residencia (green card).

La ley no estipula un requisito mínimo de inversión,para la inversión debe ser “sustancial.” Es decir, la inversión debe ser suficiente para que el inmigrante y sus familiares directos subsistan.

Según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) la inversión comercial debe ser una empresa o emprendimiento “real y operativo”, que produzca bienes o servicios y tenga fines de lucro. Entre los requisitos para la visa de inversionista E-2 están:

  •       El beneficiario debe ser ciudadano de un país con el que EE.UU. tenga convenio comercial o marítimo.
  •       Debe invertir activamente un “capital sustancial” en una empresa real y con fines de lucro en Estados Unidos.
  •       Su presencia en EE.UU. será exclusivamente con fines de dirigir la empresa
  •       Debe mostrar propiedad de al menos un 50% de participación en la empresa, y tener un puesto gerencial o corporativo en la empresa.

Los Cónyuges e hijos solteros menores de 21 años también recibirán una visa E como dependientes y podrán trabajar y estudiar en EE.UU.

Visas de Inversionista EE.UU – Para finalizar

Incluso las autoridades en materia de inmigración, respecto a la petición y trámites relacionados con visas de inversionistas aconsejan el debido acompañamiento legal de especialistas en inmigración calificados.

En BBA LAW GROUP abocamos nuestra gestión diaria en la entrega de soluciones integrales para empresas e individuos en materia de inmigración y nacionalidad en los EE. UU.

Somos experiencia, transparencia y profesionalismo a tu alcance. Reserva tu cita hoy.

Volver arriba